El alcalde de Macharaviaya, Antonio Campos Garín, y la presidencia del Ateneo de Málaga, compuesta por Victoria Abón y Miguel Tello, han firmado un acuerdo entre ambas instituciones, destinado a fomentar la actividad cultural en el municipio, así como implementar la presencia de Macharaviaya en el Ateneo de Málaga, mediante un intercambio cultural definido por una programación de calidad.

Dos instituciones comprometidas con la cultura como objetivo. 57 años de vocación hacia la sociedad civil avalan la trayectoria del Ateneo de Málaga. Macharaviaya, cuna de los Gálvez y de Salvador Rueda, ha realizado un ímprobo trabajo de recuperación histórica, que ha permitido significar al municipio como referente cultural.

Un acercamiento cultural que permitirá anualmente que ambas partes se beneficien de una programación cultural caracterizada por su diversidad. A su vez, permitirá que el Ateneo extienda su programación a la comarca oriental de la Costa del Sol, mediante la promoción de sus iniciativas culturales, (Certámenes, conferencias o exposiciones).

Noticia en ElPespunte:

«El escritor Antonio Manuel, presenta en Osuna su obra ‘La luz que fuimos’»

La Luz que fuimos es una novela  donde se evoca uno de los sucesos más cruciales e ignorados en la historia de la península: la revolución cordobesa de 1009 y el declive del califato. Y ellos desde un punto de vista femenino.

Enlace a la noticia

 

Noticia en Andalucía Información:

«El Ateneo Cordobesista 1954 celebra su XVI Gala del Deporte»

El deporte tomó protagonismo este pasado lunes en la Diputación de Córdoba. Entre los galardonados destaca Rafael Sedano, ‘historia del cordobesismo’

Enlace a la noticia

Noticia en el Diario de Jerez:

«El Ateneo de Jerez continúa este miércoles con el ciclo ‘Marzo con M de mujer'»

Gema García Bermúdez, Nela García, Noelia Herrera y Ana Hérica Ramos participan en un acto titulado ‘Ser mujer empresaria: doble reto’

 

Enlace a la noticia

Federación Ateneos de Andalucía | Noticias

Noticia en Europapress:

«La Diputación de Córdoba alberga la XVI Gala del Deporte Ateneo Cordobesista 1954»

La Diputación de Córdoba acoge en la tarde de este lunes la XVI Gala del Deporte Ateneo Cordobesista 1954, en el que se entregarán los premios a empresas, equipos y deportistas individuales, que hayan destacado por su trayectoria deportiva y méritos o por su contribución al deporte cordobés.


Enlace a la noticia

Noticia en El Correo de Andalucía:

 

«Ezequiel Martínez y los ateneos premian a la sostenibilidad»

La Federación Ateneos de Andalucía convoca el segundo premio con el nombre del periodista, destinado a jóvenes investigadores sobre Medio Ambiente y Cambio Climático.

Enlace a la noticia.

 

Artículo en Granada Hoy a Juan Gaitán, presidente de la Federación de Ateneos de Andalucía.

«Aunque muchos jóvenes aún no lo sepan, dentro de 10 años serán ateneístas»

 

Enlace a la noticia completa en Granada Hoy

Durante la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria celebrada el pasado sábado 11 de marzo en Puerto Real, se aprobaron las incorporaciones de los ateneos de La Carlota y de Baeza a la Federación Ateneos de Andalucía.

Como bien recoge El Correo de Andalucía en su noticia al respecto: «La familia crece».

 

En la Asamblea Extraordinaria se ha aprobado, por unanimidad, la nueva composición de la Junta Directiva, que queda así:

Presidente Juan Gaitán Cabrera

Vicepresidente primero Antonio Manuel Rodríguez Ramos

Vicepresidente segundo Gonzalo Amarillo

Secretaria Margarita Martín Ortiz

Vicesecretaria Magdalena Romero Romero

Vocal de Comunicación Ezequiel Martínez Jiménez

Vocal de Actividades Dolores Bernal Muñoz.

 

«Todas las mujeres conciben ideas,
pero no todas conciben hijos”.
(Emilia Pardo Bazán)

 

“Bellita, a la tierra hay que devolverle lo que se le quita”, enseñaba Bella Acosta a su nieta, mientras la invitaba a un abrazo y una conversación para la que, con natural elegancia, siempre estaba dispuesta.

El 8 de marzo de 2022, la ONU quiso reconocer el papel de la mujer en relación con el cambio climático y bajo el lema «Igualdad de género hoy para un mañana sostenible» reclamó una acción por el clima liderado por las mujeres.

Los ateneos de Andalucía sensibilizados con el proceso de cambio climático en el que estamos inmersos y ante la necesidad de impulsar el crecimiento económico, sin degradar los recursos y respetando el medio ambiente, quiere destacar la importancia de la igualdad de género en la sostenibilidad de nuestro planeta.

Bella González, “campóloga” (como ella se denomina), de Lepe, que ha dedicado su vida a la agricultura y a honrar y homenajear la labor de sus antepasados campesinos, ha heredado su abuela el mismo nombre, la ilusión y la alegría por vivir de y para la tierra y, por supuesto, la frase que encabeza este manifiesto y que muestra una conciencia presente en las mujeres del entorno rural desde siempre. Sin ponerles los nombres de sostenibilidad, ecologismo o consumo responsable a sus acciones: “¿Para qué tanta ropa si solo tenemos un cuerpo?, solía decir su abuela.

María Sánchez en Tierra de mujeres, una novela en la que nos ofrece una mirada íntima y personal al mundo rural, dice :

” Las mujeres del mundo rural son doblemente discriminadas. Doblemente olvidadas. Primero por su género, pero también por el lugar en el que residen y trabajan.”

 Existen datos suficientes para asegurar que, a nivel mundial, las mujeres sufren las consecuencias del impacto climático, al aumentar las desigualdades de género y poner en peligro sus modos de vida, y sus propias vidas.  En los entornos más duros , cotidianos o no, donde las condiciones a las que se enfrentan son extremas, bien por el espacio geográfico que ocupan, por las actividades  económicas que realizan, por estar sometidas a la presión de salvaguardar a sus familias de los desastres de la guerra o los regímenes hostiles,  asumen un papel de responsabilidad excesiva al tener que asegurar alimentos, agua o combustible para sus familias. Motivo más que suficiente para que esa “mitad de género humano” de la que hablaba Clara Campoamor, pueda y deba liderar un movimiento que nos conduzca a un planeta más sano y justo, desde una perspectiva social ambiental, económica, política y de género.

Sin pretenderlo, la sabiduría de Bella Acosta, como la de tantas mujeres rurales, podría editarse hoy en día como un manual de salud y bienestar del siglo XXI. Bella tenía un brillo en la mirada que servía de faro para dirigir a todo su entorno hacia los buenos propósitos. Una mujer valiente, solidaria, ecologista y empática, agradecida, con una abrumadora cultura en sangre. Con el lema “busca al tío Maña” ejemplificaba la capacidad de supervivencia, autosuficiencia e independencia. Una mujer real a la que la cruda realidad del mundo rural, en el que vivió y trabajó, no le quitó la ilusión por la vida presente y la bondad en su mirada. Y era naturalmente así.